Muchas de las cosas que cuento en este blog tienen que ver con mi experiencia personal, hoy quiero contarte 21 cosas que aprendí de trabajar en una empresa multinacional.

Como muchos de ustedes seguí el camino tradicional, ya sabes, estudiar, sacar buenas notas para encontrar un buen puesto de trabajo bla, bla…

Digamos que estaba en la carrera de la rata según Robert Kiyosaki (puedes ver a que me refiero en este artículo) por entonces estaba estudiando y trabajando en relación a lo que estudiaba, todo iba de pelos.

Si bien esta experiencia de trabajar en una de las 4 consultoras más grande del mundo me dio una experiencia incalculable no es lo que realmente quería para mi vida.

Y como trato de buscar el lado positivo a todo lo que hago te quiero mostrar lo que me enseño esta experiencia del mundo corporativo.

Hay muchas cosas muy buenas, y otras demasiado realistas que me hicieron entender cómo funcionaba este mundo laboral y si bien es una experiencia que volvería a realizar como primer trabajo nunca volvería a trabajar en relación de dependencia dentro de este ámbito laboral.

Si usted está actualmente trabajando para una empresa o está en proceso de buscar trabajo creo que este artículo le puede ser de mucha ayuda para entender el mundo al cual se va a introducir.

Sin dar más vueltas en el asunto vamos al grano.

 

21 cosas que aprendí de trabajar en una empresa multinacional

 

1.     La Universidad te abre las puertas luego es un papel para colgar

 

Esto es importante, y si alguna vez trabajaste en una empresa multinacional lo sabrás.

La universidad es un filtro dentro del sistema laboral de las grandes empresas. Si estas estudiando puedes entrar a trabajar de lo contrario ni siquiera te tienen en cuenta.

SI quieres mejores puestos debes estudiar, hasta acá vamos bien.

Es un filtro necesario, de lo contrario la empresa no puede buscar un perfil acorde al puesto a ocupar.

El tema radica que realmente las empresas no valoran tu carrera, lo sabes porque si te recibes o no es lo mismo, también suena lógico, porque una vez que trabajas lo importante es la experiencia.

Repito: lo importante es la experiencia, no el promedio en tus materias.

Si juntas experiencia y sabes el trabajo que haces serás más valioso que una persona recibida con promedio 10 pero sin experiencia.

Yo comencé a trabajar en una empresa multinacional el segundo año de mi carrera, nunca me arrepentí de eso, es más, no entiendo a las personas que esperan a recibirse para salir a buscar trabajo, es a mi entender lo peor que puedes hacer.

Una carrera universitaria no te prepara para ser excelente en un puesto de trabajo.

La carrera te da un amplio abanico de conocimiento pero una vez que te recibes te das cuenta que dentro de las distintas ramas de la carrera eres mediocre en cada área particular.

Por ejemplo yo estudie ingeniería informática (me faltan 6 materias para recibirme y deje la carrera, no me arrepiento) y al terminar la carrera no eres un genio programando, tampoco eres un genio en administración de proyecto, tampoco lo eres en sistemas de información, ni en ningún área particular, lo que sí tienes son buenas bases en cada una de las distintas ramas.

Adivina ¿Qué es lo que te hace excelente en cualquiera de esas áreas?

LA EXPERIENCIA.

“La experiencia no es lo que te sucede, es lo que haces con lo que te sucede”

Por este motivo siempre digo lo mismo, empieza a trabajar cuanto antes y junta experiencia que es lo que te llevará hacia arriba.

Puedes ser promedio 10 puntos en tu carrera, pero yo conozco muchos que nunca trabajaron y se recibieron con buen promedio pero al momento de salir a buscar trabajo o no encontraban, o simplemente le pagaban un sueldo de principiante porque no tenía experiencia comprobable en ningún área.

Yo habiendo trabajado más de 3 años dentro del sector bancario tengo experiencia necesaria como para mandar un CV a cualquier empresa sin estar recibido y que me tengan más en cuenta que cualquier persona recibida.

Espero que puedas entender esta diferencia y te ayude en tu carreara.

Por entonces una carrera universitaria te abre las puerta, pero solo eso, lo demás depende pura y exclusivamente de tu experiencia, si no juntas experiencia tu título es un simple papel para colgar en alguna bella pared.

 

2.     La importancia de delegar

 

La verdad es que si no lo haces debes trabajar más del doble, a medida que te afianzas en tu puesto tienes más responsabilidades y con ello la posibilidad de capacitar a otras personas para que luego hagan tu trabajo, si lo haces bien puede ser muy beneficioso.

Ya ha pasado algún tiempo desde que renuncie a mi trabajo, ahora me doy cuenta que delegar es más que importante, más cuando trabajas de forma independiente.

Si no te concentras en lo que realmente sabes hacer y delegas el resto puedes no hacer nada excelente y si muchas cosas de forma mediocre.

Delegar es algo que no debemos evitar a no ser que quieras trabajar mucho más y ser bien improductivo.

 

3.     Eres un maldito recurso

 

Suena duro, pero lamento decirte que lo es.

Las grandes empresas se encargan de denominar a sus empleados no como empleados si no que se centran en otros conceptos lo que te hace parecer más valioso como por ejemplo colaborador, ayudante, asociado o lo que sea pero tienes que saber que no eres nada de eso más que un recurso para la empresa.

Tu eres un número, ellos facturan $100 dólares tu hora y te pagan $20. Cuando más “COLABORADORES”, “ASOCIADOS”  o “AYUDANTES” tenga la empresa más factura.

El sistema laboral empresarial funciona de esa forma, te contratan porque pueden sacar beneficios sobre ti, no lo hacen porque son buenos y quieren lo mejor para ti.

Es una mezcla de intereses cruzados pero si tu no le das beneficios simplemente te vas o te echan.

Y esto tarde o temprano lo notas.

 

4.     Saber entregar valor

 

Dentro de la multinacional donde trabajaba se realizaban reuniones de seguimiento donde daban ítems a tener en cuenta para ascender y mejorar tu carrera profesional dentro de la empresa.

Y los líderes de la misma siempre decían que se debe dar VALOR AGREGADO, si bien al principio me sonaba todo muy raro, realmente no entendía esto del valor como la importancia que se merece.

Con el paso del tiempo lo aprendí y me di cuenta que si deseas ascender realmente debes dar valor.

Me paso esto en un cliente en el que trabaje, realmente me gustaba por la calidad de las personas con las cuales me tocó trabajar y el ambiente que había. Me agradaba el cliente en cuestión por entonces di todo el valor que pude y las recompensas no tardaron en llegar en las evaluaciones.

Si das valor, entonces estarás ayudando.

Si ofreces otros puntos de vista o haces algo que realmente beneficie al proyecto, sobresales, y si lo haces aumentará tu reputación dentro de la empresa y tu perfil será tenido en cuenta por otros líderes para futuros trabajos.

Hoy en día escribo en este blog y aprendí realmente que dar valor es lo único que te puede salvar, si ayudo a las personas con un tema específico y otorgo todo el valor que pueda es lo que llevará el negocio a otro nivel.

Entiende la palabra valor en todos sus sentidos y amígate por completo a este concepto para lograr lo que te propones.

 

5.     El respeto ante todo

 

Parece ser obvio, pero a veces lo obvio suele ser lo más difícil.

El respeto te servirá en cualquier área o aspecto de tu vida, no es una novedad.

Pero conocí otro tipo de trabajo donde el respeto brilla por su ausencia, escuché muchas historias de amigos que trabajan y los insultos son una constante.

Dentro de la empresa me tocó trabajar con grandes líderes pero en un cliente particular me toco una gerente que la verdad mejor olvidarla que recordarla, pero bueno acá estamos.

Faltaba el respeto constantemente, te ninguneaba apoyándose en su experiencia y puesto, hasta hacia llorar (no te miento) a muchos de los nuevos ingresantes.

El problema de esa persona es que no entendía los beneficios del respeto, y no tardó mucho en ser echada de su puesto de trabajo.

Tener en cuenta que la empresa difícilmente echaba personas, y menos con un cargo de gerencia, pero bueno paso lo que tenía que pasar.

Entender el respeto y usarlo a tu favor para sacar lo mejor de cada “colaborador”.

 

6.     Usar la empatía o lo tienes difícil

 

Ponerse en el lugar del otro es realmente necesario si quieres trabajar en una empresa multinacional.

Hay personas muy malhumoradas y más en puestos como el que tenía yo, en el cual debía relevar los procesos de los clientes con muchos referentes dentro de esa empresa a la cual auditaba.

Todos los años teníamos que relevar los mismos procesos para no detectar falencias y verificar que se estén haciendo bien las cosas.

El problema era que tenía que tratar con personas que hacen lo mismo desde hace 20 años y están muy cansados de que todos los años le pidan la misma información.

Imagina que yo con 22 años le pido que me explique ciertos procesos para entender el funcionamiento, a lo que él me responde que no puede ser que todos los años manden personas distintas y él tenga que perder tiempo explicando una y otra vez el mismo proceso.

Y acá es cuando debemos usar la empatía.

Piensa que el promedio de estadía de los “colaboradores” dentro de esta consultora donde yo trabajaba es de 2 años, con lo cual el personal rota constantemente y es muy difícil mantener el mismo personal todos los años, por lo tanto los clientes deben lidiar con esos problemas constantemente.

Debes entender su malhumor con un poco de razón, hay cosas que no puedes evitar y debes hacerle frente usando la empatía, entender porque la otra persona no está predispuesta y poner lo mejor de ti para cumplir con tu objetivo.

Si por el contrario solo te enojas y no obtienes la información que necesitas, el único que sale perdiendo es usted.

 

7.     El sueldo nunca será suficiente

 

En estas reuniones tradicionales que realizaba la empresa todos podíamos levantar la mano a alguno de los socios y realizar una pregunta o contar algo que realmente no te gustaba. Se valoraba el feddback para poder mejorar como empresa.

Por lo cual una queja típica de los “empleados” era que el sueldo no es suficiente.

Es de esperar esa queja, nunca es suficiente, pero no lo digo yo.

Cuando se comentó esto el socio líder de la región dijo:

“Nunca estarás conforme con el sueldo, si aumentamos nuevamente querrán un aumento luego de un tiempo”

En ese momento yo pensaba y bueno dame el aumento y listo. Pero no funcionaba así.

Realmente luego de un tiempo me doy cuenta que tenía razón, las personas se quejan esperando un aumento cuando el aumento no solucionará sus problemas.

“Es más fácil intentar ascender que esperar un aumento”

Estamos tan confundidos que gastamos más de lo que ganamos y estamos en un círculo vicioso donde siempre necesitas más.

No es cuestión de un sueldo, es cuestión de cambiar los hábitos para poder estar conforme con lo que se tiene en cada momento, de lo contrario el sueldo nunca será suficiente si usted quiere trabajar en una empresa multinacional.

Recuerde que:

“Menos es más, menos es mejor”

 

8.     El trabajo en equipo

 

El trabajo en equipo es una de las fuerzas de crecimiento más grande.

 

Por que trabajar en una empresa multinacional
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

 

Dos cabezas piensan mejor que una, y trabajando en conjunto el conocimiento es exponencial.

Si logras armar un buen equipo de trabajo puedes encontrar resultados increíbles.

Nadie hizo grandes cosas solo.

Steve Jobs no creo Apple solo, llevo lo que es Apple a otro nivel por su equipo de trabajo, si tienes el tiempo de leer la biografía escrita por Walter Isaacson lo podrás comprobar.

Un equipo de trabajo puede ser la palanca para alcanzar objetivos que otros no lograron.

Todas las grandes cosas que ves por el mundo fueron creadas por equipos de trabajo no de forma independiente.

Al principio puedes hacerlo solo pero tarde o temprano necesitas contar con un equipo para crecer de forma exponencial.

 

9.     El manejo de habilidades blandas

 

Por si no lo sabes las habilidades blandas dentro del trabajo son el manejo de habilidades interpersonales.

Puedes ser un genio técnicamente hablando, puedes ser el mejor programador, el mejor diseñador, el mejor contador, no importa, pero si no tienes un buen manejo de habilidades blandas seguirás siendo solo eso, bueno en algo y nada más.

Es necesario aprender este tipo de habilidades son las que te llevarán hacia arriba.

Pararte sobre tu conocimiento técnico te ayudará pero es necesario fortalecer las habilidades blandas para usarlas de palanca y escalar rápidamente.

En cualquier trabajo se necesitara de este tipo de habilidades para relacionarse de forma efectiva con las demás personas.

Si tienes conocimiento pero no tienes la habilidad de trasmitirlo y enseñarlo perderás en el camino.

Para trabajar en una empresa internacional se requiere si o si de estas habilidades.

 

10.    Si no peleas por lo tuyo no existes

 

Si eres de esos perfiles bajos y no reclamas lo que te pertenece nadie te escuchará.

Es necesario que pongas tus objetivos sobre la mesa y una vez que lo cumplas te den lo que te mereces.

Si nada más esperas a que las cosas lleguen, simplemente nunca llegarán.

Debes luchar por lo que te corresponde, tienes que saber que es un negocio y la empresa en la que estas quiere maximizar sus beneficios ganando lo más posible, por lo tanto cuando creas que algo te corresponde reclámalo y lucha por eso.

 

11.    Cómo funcionan las grandes empresas

 

Creo que este es un punto importante cuando trabajas en una empresa multinacional, saber realmente cómo funcionan las empresas.

Si nunca trabajaste en una empresa de este estilo puede que muchas cosas se pasen por alto.

Entiendes que es necesario tener distintos departamentos y que cada uno cumpla con la función que le corresponde.

Tiene que haber un sistema de información para aprender cómo mejorar cada procedimiento y ser más efectivo dentro del trabajo.

Es muy importante seleccionar al personal idóneo en cada puesto para evitar problemas.

Principalmente marco este punto porque trabaje en varias empresas familiares y creo que es difícil que entiendan como se manejan las grandes empresas, en un negocio familiar más cuando tratas con personas de otras generaciones (ejemplo tu padre, tío, etc…) se hace muy difícil marcar la importancia de no intentar hacer todo.

En los típicos negocios familiares pasa lo siguiente con los dueños del negocio:

  • Cuando menos empleados tengas mejor
  • Son multitarea
  • Controlan a los empleados
  • Pagan los sueldos
  • Tratan temas contables
  • Hablan con proveedores
  • Atienden a los clientes
  • Limpian
  • Entregan mercadería

Los dueños de estos negocios intentan hacer absolutamente todo porque no entienden el beneficio de delegar a personas especializadas en cada tarea.

Tampoco entienden la necesidad de adaptarse al cambio, las cosas fluyen y ellos siguen manejando su negocio como hace 20 años.

Cuando trabajas en un empresa multinacional entiendes que hay roles bien definidos y si lo sabes aplicar a tu negocio particular puedes obtener muchos beneficios.

 

12.    Cumplir un horario es horrible

 

Por lo menos en mi experiencia es horrible cumplir horarios, tener que fichar y que a su vez controlen tus horarios es deprimente.

Y si trabajas en una multinacional esto te pasará, debes acostumbrarte a esto en un trabajo tradicional y si quieres seguir en él tienes que hacerlo como ellos mandan.

Esto te pasará en multinacionales como en empresas más chicas, no hay más remedio, ellos no trabajan por proyectos lo hacen por horas facturables, y cuando más horas trabajas más ganan, por entonces ellos querrán que trabajes la mayor cantidad de tiempo posible.

 

13.    La capacitación es la base del negocio

 

Siempre nos capacitaban constantemente con cursos tanto internos como externos, y con cada curso crecías de forma exponencial.

Me di cuenta que es muy necesario para desarrollarse de forma eficiente.

Establecer un buen sistema de capacitación te permite perfeccionar a cada “colaborador” en una temática particular.

Una empresa que no capacita estará perdiendo mucho dinero.

Algo más con respecto a la capacitación es que es necesario tener algo de experiencia al introducirse en un curso, dentro de la empresa que trabaje teníamos cursos ni bien entrabamos y luego de un tiempo igual.

A los cursos en los que asistí con algo de experiencia podía extraer muchísimo valor.

Ya tener un conocimiento previo te da la posibilidad de aportar valor al curso y mismo a tus conocimientos.

Hoy en día dedicándome a esto del marketing puedo darme cuenta porque las grandes empresas insisten en capacitación constante, es necesario, muy necesario para crecer.

Usar de palanca la experiencia de otros te ahorra mucho tiempo y dinero.

 

14.    Viajar es detestable

 

No te confundas, viajar no es detestable, viajar al trabajo si lo es.

En mi experiencia viajaba una hora de ida y una hora de vuelta, es decir, dos horas diarias, 10 horas semanales, 40 horas al mes, y casi 480 horas anuales… ¿Cuántas cosas productivas puedes hacer en 480 horas?

Incontables. Imagina si multiplicas esa cantidad de horas por 40 años hasta tu jubilación, de solo pensarlo me dan nauseas.

A mi gusto son muchas horas desperdiciadas. Si bien puedes aprovechar esos tiempos muertos leyendo o estudiando al fin y al cabo son horas perdidas.

Era algo muy tedioso llevar esa rutina diaria de subirse a un colectivo, luego a un tren, luego al subte y agradecer a los dioses si en el trayecto no había demoras o paros o lo que sea que haga que funcione mal el servicio, por lo menos acá en Argentina es algo muy muy común.

Viajar como vacas enjauladas hacia tu puesto de trabajo de nueve horas para luego terminar y volver a realizar lo mismo es muy poco atractivo, pero si estas en ese mundo tienes que hacerlo te guste o no, es simple.

 

15.    Nadie es indispensable

 

Que no te hagan creer que eres indispensable porque simplemente no lo eres.

Cuando te vayas no tardarán mucho tiempo en encontrar a alguien para tu puesto, podrá ser menos efectivo pero serás reemplazado y todo seguirá su curso de funcionamiento.

Cuando cambie mi primer trabajo y avise que estaba por renunciar no tardaron en poner a otra persona para explicarle lo que hacía y como lo hacía, con algunos días puedes capacitar a otro para que haga la tarea, y si es bueno hasta incluso puede hacerlo mejor que usted.

Nadie es indispensable, el gran Steve Jobs falleció en 2011 y Apple sigue rompiendo records, es triste pero es real, no te creas indispensable porque no lo eres.

 

16.    De todo el mundo aprendes algo

 

Hay personas que admirarás y hay otras que simplemente es mejor no recordar.

Pero lo bueno es que tanto de quien admiras puedes aprender cómo hacer las cosas y de quien no quieres recordar puedes aprender cómo no tienes que ser.

Como explique en un punto anterior tenía una gerente que era la peor de todas, no sabía tratar al personal y nadie quería trabajar con ella.

Me tocó trabajar en un proyecto con ella, la verdad era muy poco agradable y gracias a ello aprendí como no tenía que tratar a las personas.

Realmente te chocas con personas que valen la pena y que están al servicio para ayudar a los demás, estas empresas están compuestas por personas y siempre puedes aprender algo de cada integrante dentro de la firma.

 

17.    Tanta burocracia apesta

 

Yo trabajé mucho tiempo dentro del sector bancario, y como puedes imaginar existía mucha, muchísima burocracia.

SI bien es bueno, tanta burocracia apesta.

Hay bancos que tenían procedimientos hasta para ir al baño, vamos si sabes que nadie lee esos documentos.

Ni siquiera el personal dentro de la empresa lo cumple, había cosas que no podían suceder, que estaban documentadas que no podían pasar y pasaban.

¿Para qué tantos papeles si nadie los cumple?

La burocracia está bien, pero cuando hay mucho exceso no sirve de nada, simplemente pierde credibilidad.

 

18.    Eliminar miedos

 

Si me preguntas hoy si volvería a trabajar en una empresa multinacional te digo que no, lo que si haría es tomarlo como un primer trabajo.

Los primeros días que entre al trabajo me asignaron a una empresa de seguros, me presentaron a mi Senior (nombre cool para representar a mi superior) y me dijeron bueno ahora debes ir a hablar con el gerente de la compañía y relevar los siguientes procesos.

Vaya no tenía ni idea por dónde empezar. Ni siquiera sabía lo que tenía que hacer, tenía 21 años y cero experiencia… ¿Pero sabes lo que paso?

Tuve que investigar en un corto periodo de tiempo e ir a relevar los procesos.

Sin dudas eso me dio mucha confianza a futuro. Tenía mucho miedo, pero la única forma de superar al miedo es enfrentarlo, y forzosamente lo tuve que hacer.

Un cliente tras otro, una persona tras otra, y así seguía hasta que te afirmas en lo que haces y ese miedo que se genera en tu mente desaparece.

Solo está en tu mente, antes de relevar algún proceso por mi cabeza pasaba todo lo que podía salir mal, pero nada salía mal, solo es algo artificial que creas en tu mente y que realmente no existe.

El relacionarte con gente importante, gerentes, socios, líderes, clientes te forma un carácter que sin dudas te sirve en el día a día de tu vida.

No voy a mentirte y decir que en cada interacción tenía muchas dudas, pero el hecho de enfrentarte y hacerlo te hacia crecer de forma abismal.

 

19.    Todo cierra

 

Al ser una consultora internacional tenía muchos clientes al mismo tiempo.

Esto hacia que cuando se acercaba la fecha de cierre fiscal debía cerrar varios proyectos al mismo tiempo.

A medida que la fecha se acercaba parecía que no ibas a poder cerrar nada, absolutamente era imposible terminar.

Otra vez, son cosas que pasan en tu cabeza, cuando estábamos cerca de las fechas de cierre y había que terminar muchas tareas las cosas pasaban, y cerraban como debía ser.

El problema es que esto te lo da la experiencia, y al principio si no lo sabes puedes estresarte más de la cuenta pensando que no terminarás y que el cliente te odiará.

La cuestión es que todo cierra, y aunque parezca que el mundo se viene abajo las cosas siguen su curso y si haces lo que tienes que hacer no hay mucho de qué preocuparse.

 

20.    La mentira de las horas

 

Este punto es muy interesante para que entiendas que eres un recurso dentro de una empresa multinacional.

Al ser una empresa tan grande los clientes abundaban.

Y como a los clientes lo que facturas son horas y no trabajos llego el momento de poner cara de póker.

En varios proyecto me paso que habia que facturar horas al cliente pero no habia trabajo para hacer, es decir, ya habíamos cumplido con todas las tareas con respecto al cliente, pero como se le debían facturar “X” horas laborales debíamos ir y hacer que trabajábamos.

Y tus superiores te decían bueno anda igual y avanza con alguna otra tarea, simplemente no había más tareas, solo era una forma sutil de decirte anda hacete “el boludo” como decimos en nuestro país y pasa las horas al cliente.

Todos los meses tenías que cargar las horas para que nuestra empresa sepa cuantas horas debía facturar a los clientes, sinceramente hacer ese trabajo era muy aburrido pero necesario, cada vez que me tocaba esa tarea era como hacer malabares.

Nunca jamás cargue las horas reales, la empresa lo sabe pero así funciona.

Si piensas un poco es sencillo, cuando eres gerente te encargas de tareas más comerciales buscando proyecto para nuevos clientes, y siempre hay intereses en juego entre el cliente y  la gerencia de mi empresa, por lo cual todos saben que habrá horas que están de más pero como hay personas que ganarán dentro del juego es conveniente para ambas partes.

Para trabajar en una empresa multinacional hay que tener algo de cintura, de lo contrario llegará un punto en el que no avanzarás más.

 

21.    El talento debe cuidarse

 

No existen personas indispensables como dije antes, pero si hay talentos.

Hay personas que se ponen realmente la camiseta y la transpiran porque es su esencia.

Cuando encuentras este tipo de personal debes cuidarlo como oro.

Al talento lo quieren todos, por eso debes mimarlo.

Me paso que un senior con el que trabaje estaba para ascender a gerente, todos sabían que ya tenía las características para subir, pero la empresa no lo hizo.

Ni idea cuál fue el inconveniente, imagina que para llegar a gerente no es lo mismo que otros ascensos es un puesto más importante, la cuestión es que sinceramente esa personas era la mejor de la empresa, todos los que trabajaban lo decían, por suerte no tardó mucho en irse, y creo que la empresa lo lamentará siempre.

Como eres un recurso, tal vez lo tomaron como tal, gran error.

Pero como verás la empresa sigue siendo una de las más grandes, así que las cosas siguen su curso nuevamente.

 

Lo que dice la sociedad es lo que no debes hacer

 

SI vienes leyendo algunos de mis artículos sabes que yo estaba haciendo todo lo que la sociedad quería, estudiaba y estaba trabajando juntando experiencia en base a mi carrera.

Pero llego un momento en el que no era feliz haciendo eso, mi futuro no estaba trabajando para otro ni nada parecido, y si no haces eso la sociedad te señala.

Pero lo importante es que lo entiendas y sigas tu propio camino.

SI piensas que debes trabajar para una empresa multinacional o lo que sea, debes saber que hay muchas otras posibilidades más interesantes.

Espero que este artículo te sirva para que tomes la mejor decisión.

Si te pareció interesante lo puedes compartir para que llegue a todas las personas que estén pasando por esta situación de no saber si seguir trabajando o renunciar para seguir su camino.

¿Tú trabajaste en una empresa multinacional? ¿Qué te parecen los puntos presentados en este artículo? ¿Agregarías otro? Por cualquier duda házmelo saber en los comentarios.

 

Pin It on Pinterest

Share This