Seleccionar página

Hacer lo que te gusta
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

 

¿Piensas que es posible hacer lo que te gusta y dejar ese trabajo que odias?

En realidad lo que hay que hacer es combinar estos dos factores para tener la posibilidad de hacer lo que te gusta y que eso mismo sea tu trabajo, no el que tienes actualmente que no te satisface.

Solo piensa que lo harás toda tu vida ¿Te parece muy grato hacer toda tu vida algo que te desagrade?

Claramente NO.

En realidad es que estas en una sociedad donde todo no es como parece y puede que seguir a la gran mayoría ya no te de los beneficios de éxito que esperas. Te voy a explicar porque dando como ejemplo mi caso personal.

Para entender un poco como funciona el sistema laboral en esta sociedad actual  por un lado te voy a explicar algunos conceptos del libro “Padre rico, Padre pobre

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
, libro que recomiendo profundamente por lo menos a mí me cambio mucho la forma de ver las cosas.

La otra parte viene enfocado a lo que propone el sistema tradicional laboral que es el plan llamado “40x40x40”, este plan te ayudara a entender las consecuencias de amoldarte a esta sociedad confusa en la que si tú sigues a la gran mayoría serás un paquete estandarizado como los demás y tú no quieres ser igual al resto, tú quieres ser diferente. ¿No lo crees? Tu quieres hacer lo que te gusta realmente.

Para que estés más tranquilo te hablo en base a mi experiencia, lo viví en carne propia, porque sin dudas yo venía por este camino en el cual era parte de este paquete hasta que me topé con esta información.

Para ponértelo claro e ir desglosando estas ideas paso a contarte como venía mi historia.

 

Mi Historia

 

Como manda la sociedad termine el colegio y me anote en la facultad para la carrera de Ingeniería en sistemas informáticos.

Durante un año y medio solo estudie y digamos que para tener mi dinero trabajaba en un negocio familiar, como sabrás trabajar con la familia tiene beneficios como así también muchas contras.

Realmente no lo hacía con responsabilidad, primero porque sabía que no era lo mío y segundo porque tenía el beneficio de “acomodar” mis horarios ya que el tema de confianza por ser familiar a veces confunde las cosas. Prácticamente lo hacía para  tener para mis gastos.

Como este trabajo no era constante y era medio de mentiras luego de año y medio de estudiar y avanzar en la carrera también barajaba la posibilidad de encontrar un trabajo, ya sabes, de verdad.

Hacer lo que te gusta o mejor dicho seguir tu pasión parece difícil, aunque hasta ese momento había intentado con algunas cosas que me interesaban como algunos cursos de pc y seminarios pero no mucho más, nada de otro mundo.

 

Buscando:

 

Comienzo en la búsqueda laboral como se hace tradicionalmente, armo un CV lo mejor posible y lo lleno con los papeles de los cursos que había hecho para “deslumbrar a quien lo vea” aunque mi experiencia laboral era igual a 0.

Ingreso el CV a algunas páginas de bolsas de trabajo y luego de varios días de intentar recibo una propuesta de una empresa que se llama PwC.

No la conocía, investigo un poco y es una de las consultoras más grandes del mundo, y está dentro de las “Big Four” junto con otras multinacionales, que emocionante.

Luego de tres entrevistas quedo efectivo para la empresa.

Que mejor a vista de los demás y de tus padres que estar estudiando y trabajando en relación a lo que estudio.

El tiempo, bendito instrumento irrecuperable avanza junto conmigo, pasan dos años en los cuales acumulo una grata experiencia y luego decido cambiar de trabajo porque considere usar la experiencia que me dio esta consultora en bancos para un mejor puesto.

Dicen que el que busca encuentra. Fui a dos entrevistas que no terminaron en nada.

La tercera es la vencida…y logrado.

Ingreso a otra consultora a trabajar directamente para un banco que a su vez era lo que quería porque en este puesto me especializo en SAP Banking que sin dudas era genial para mi CV y era el boom del momento, pintaba una carrera profesional muy buena.

 

Hacer lo que te gusta como alternativa paralela:

 

Para no dejar esa búsqueda de hacer lo que te gusta seguía intentando con otro tipo de negocios de forma paralela, la comercialización y la venta por Internet iban dando indicadores que mi camino estaba por otro lado, durante dos años traje productos desde china y los comercializaba por Internet en mi país.

Digo dos años y no lo seguí haciendo porque hay negocios que dependen de agentes externos como era este y luego de una restricción de compra y de barreras del gobierno lo deje de hacer porque simplemente ya no se podía.

De alguna forma u otra tu sabes qué es eso que te gusta, siempre quisiste ser actor, tener una empresa, cantar, viajar por el mundo, en el fondo sabes cuál es tu camino lo difícil es lanzarse y dejar lo demás atrás.

Sin dudas me encantaba todos los temas de marketing y el mundo online pero costo bastante descubrirlo, debes invertir en ti mismo sin dudarlo para acelerar el proceso.

 

Hacer lo que te gusta si sigues a la sociedad es muy difícil:

 

Y si, hacer lo que te gusta no es una opción cuando haces lo que la sociedad manda,  imagínate que hasta perdía dos horas y media de mi vida viajando a mi trabajo diariamente entre ida y vuelta.

Hasta ese momento si bien no tenía una alegría absoluta cuando iba a trabajar, lo hacía con placer porque pensaba que era el camino recorrer, estaba haciendo lo que todo el mundo dice que es lo correcto. Me levantaba a las 7 de la mañana y volvía a las 23 horas de la noche.

Seguía haciendo lo que a ojos de nuestra sociedad es percibido como lo necesario para triunfar. Hablo en pasado porque hoy mi pensamiento es otro, sin dudas es solo eso, la manera en que percibimos la realidad.

Todo nace de la mente y de nuestros pensamientos, lo que vos pienses acerca de algo es lo real para ti. Y en ese momento mi realidad era seguir ese camino.

La verdad es que no tenía información que avale que fuera de la zona de confort de mi trabajo había un abanico infinito de posibilidades de hacer lo que te gusta y tener éxito.

Hasta acá mi parte de la historia yo estudiaba y trabajaba a su vez en lo que iba a ser mi “súper” carrera profesional.

 

Libro padre rico padre pobre, la carrera de la rata y porque dejar el trabajo para hacer lo que te gusta:

 

Creo que hay libros que llegan a tu vida por algún motivo.

Este libro tiene muchos conceptos interesantes y que los dejo para que los leas cuando tengas un tiempo, no te arrepentirás.

La idea principal del libro que quiero contarte es el concepto de “la carrera de la rata”.

Básicamente lo que quiere decir es que si observas el desarrollo de vida de una persona promedio lo que pasa es lo siguiente:

El chico promedio nace, después de un tiempo ingresa al colegio y como todo padre desea, quiere que su hijo estudie y saque buenas notas para que luego de terminar el colegio ingrese a la Universidad.

Cuando mejores notas tenga en la universidad, mejores posibilidades de trabajo va a tener. Y cuando más trabaje ira ascendiendo en la escala de jerarquía de la empresa obteniendo mayores ingresos. Repitiendo toda esta rutina a diario por las mañanas y lidiando con el tráfico.

El chico después de mucho sacrificio estudia y se recibe, puede ser que también curse un posgrado. Y sigue haciendo todo tal como está programado.

 

¿Qué viene después?

 

Ya recibido busca un trabajo que le dé seguridad y lo encuentra porque tiene buena calificaciones, con ello empieza a ganar algo de dinero y llegan las tarjetas de crédito.

Pasa el tiempo y sigue trabajando, piensa en comprar un auto, junto a ello tiene más gastos de lo normal. Y es lógico estamos en una sociedad consumista.

Como todo sueño americano se compromete  y se casa o solo convive con alguien, es casi lo mismo hay distintas variaciones.

Dos ingresos son suficientes para construir el futuro.

Llega al mundo un hermoso bebe, tiene un auto que todavía no es suyo porque no lo termino de pagar.

Luego piensa en comprar una casa y saca un préstamo.

Continua gastando, la demanda de dinero se hace gigante.

A su vez cada día trabaja más para seguir ascendiendo y junto a ello piensa en estudiar algo más para seguir avanzando en su carrera profesional.

Como no hay tiempo se le paga a una niñera para que cuide de su hijo.

Empieza a usar sus tarjetas de crédito para productos de primera necesidad ya que se gastó mucho en sus vacaciones.

Pasa el tiempo viene otro hijo. Crece junto al hermano.

A medida que ellos avanzan en su vida siguen creciendo sus gastos, como por ejemplo colegio, facultad, mantenerlos, etc.

Luego de 25 años sigues haciendo lo mismo, sigues trabajando muchas horas y no puedes compartir el tiempo suficiente con tu familia, es decir, te encuentras en “la carrera de la rata”.

Lo peor de este proceso es que se repite por generaciones.

Seguramente hay distintas variaciones no siempre se da igual pero es un estándar que se repite constantemente. Pero particularmente yo venía en el 30% ciento de esa carrera.

Si tu sigues esa carrera que nos relata Robert Kiyosaki hacer lo que te gusta no estará presente en ningún momento.

 

Pensando modo on:

 

Termino de leer el libro en cuestión y quedo pensando.

Si bien hasta ese momento no se cumplió en mí todo el proceso de esta carrera de la rata, sin dudas, iba en camino a eso.

Para que veas, cuando yo creía que sabía usar las tarjetas de crédito y encima viviendo con mis padres, me endeude.

No era una gran deuda, pero yo no podía creer como tanta gente usaba mal sus tarjetas de crédito, y de repente y sin darme cuenta me estaba pasando en carne propia.

Es un proceso lento en el que te vas sumergiendo y cuando quieres reaccionar ya estas frito.

Imagínate si yo seguía y llegaba mi novia, mi familia, mi casa. Bueno en ese momento si tenía novia, solo faltaban los otros aspectos.

Estaba endeudado sin tener una familia a la que mantener, ni siquiera quería pensar que podría pasar si seguía ese camino.

En realidad no había nada que pensar, estaba todo dicho.

¿Quieres saber más?

Iba por la cuota número 8 de un plan para un auto 0 km. No sé en qué pensaba en aquel entonces. Porque sencillamente si hacia las cuentas no lo podía pagar. Aunque yo creía que me sobraba.

Estaba trabajando y estudiando y estas ideas volaban por mi cabeza.

Se llevaban gran parte de mi tiempo. En realidad seguía trabajando pero no tan intensamente ya que pude ver que hay otra realidad distinta a la que tenía en ese momento y solo la descubrí por leer un simple libro, de ahí en adelante la lectura lo fue todo.

Si te gusta leer puedes entrar al siguiente articulo: 8 libros interesantes para leer.

Piensa como se siente una persona cuando durante mucho tiempo cree una cosa para que un día todo esto simplemente cambie.

Navegaba todo esto por mi cabeza y por algún motivo seguía haciendo lo mismo.

Todo lleva su tiempo de procesión, hasta que se terminen de afianzar todas estas ideas no tomas la decisión que debes.

 

¿Cómo funciona el sistema de trabajo en esta sociedad? Plan 40x40x40:

 

Este es un plan que usted conoce,  en realidad es un plan en el que usted seguramente está sumergido y no se dio cuenta.

Analice y vera que este plan hoy en día lo está ejecutando la gran mayoría.

Apuesto que en tu familia al menos alguien lo hace. O por ahí todos.

Lo que explica este plan es sumamente sencillo.

Usted es un trabajador en una sociedad que sin duda necesita de más personas como usted para funcionar.

Explicación técnica:

Tú sacrificas 40 horas semanales en un puesto de trabajo durante 40 años de tu vida para que a usted en su jubilación le paguen  40% de lo que ganaba.

Es decir que tú trabajas una parte muy importante de tu vida para que cuando llegues a la jubilación y tengas todo el tiempo del mundo para gastar, te veas obligado a reducir tu estilo de vida porque lo que cobras es mucho menor a tu estilo de vida cuando estabas en actividad laboral.

De ahí que muchos después de jubilados aún siguen trabajando para mantener el mismo nivel de vida o bien para sobrevivir.

¿Seductor? No lo creo.

¿Es mejor hacer lo que te gusta y probar suerte o seguir este plan?

Hay que entender las posibilidades de cada uno y las necesidades del momento pero siempre tener en mente ese plan B paralelamente hasta que puedas darle el tiempo necesario.

Al igual que en la carrera de la rata en este plan hacer lo que te gusta ni siquiera es una opción.

 

Analizando mi realidad:

 

Después de leer el libro sigue entrando este tipo de información a mi cabeza.

Sin dudas que esto invitaba a la reflexión.

Con esto quiero decir que yo estaba dentro del plan, mas específicamente estaba dentro del plan y dentro de la carrera de la rata, “me esperaba un futuro brillante”.

Hacer lo que te gusta no estaba dentro de ninguna de las dos cuestiones, me preguntaba a mi mismo:

  • ¿Donde están los viajes?
  • ¿En que momento voy a tener tiempo para disfrutar?
  • ¿Cuando voy a compartir mas cosas con mi familia?
  • Si hoy no tengo ganas ¿Tengo que poner buena cara e ir a trabajar igual?

Era uno más para seguir siendo uno menos.

Y mi cabeza seguía con respecto al trabajo:

  • ¿Cómo me veo yo en 5 años en mi trabajo actual? ¿En 10? ¿En 20?
  • Si yo sigo haciendo lo mismo ¿Voy a tener resultados distintos?
  • Si yo no cambio ¿Las cosas van a cambiar?

Se me cruzaban estas ideas, conceptos, frases y buscaba las formas de tomar esa decisión.

Seguía pensando y veía a mis compañeros de ese momento en relación a su trabajo y no todos pero la gran mayoría estaban disconformes, se notaba que no querían eso, se preguntaban ¿Por qué hoy no me puedo quedar disfrutando con mi familia?

Yo era el pasado de ellos y ellos eran mi futuro.

Y sabía que podía salir de esta rueda.

Simplemente podía cambiar y después de un tiempo renuncie.

Debes hacer lo que te gusta siempre, sin importar lo que los demás piensen.

 

Conclusiones:

 

Para ser sincero es una de las decisiones más difíciles.

A veces la cabeza de uno viene con pensamientos muy distintos, y de repente conoce algo nuevo que cuesta entender.

Se tarda en procesar, pero por esto es muy importante desaprender lo que sabemos para volver a construir otro tipo de mentalidad.

Posiblemente estas ideas no logren calar en tu cabeza y por más que las entiendas, así y todo seguirás haciendo lo mismo.

Cambiar es algo de lo más difícil para el humano. El miedo a salir de su zona de confort y enfrentar la incertidumbre es complicado, en esta sociedad te estructuran para otras cosas muy distintas a hacer lo que te gusta y seguir tu pasión.

Pero toma el primer paso que así es como empezaron todos de a poco pero siempre para adelante.

¿Tú qué piensas? ¿Te interesa seguir la carrera de la rata? ¿Te gusto el plan? ¿Todo sigue sonando igualen tu cabeza? Hacer lo que te gusta ¿Esta dentro de tus opciones?

Pin It on Pinterest

Share This