como-lograr-lo-que-te-propones
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

 

Algo sobre lo que intento hablar mucho en mi blog es en lo referente a lo que los lectores me cuentan una vez que se suscriben a mi lista de correo.

Y en casi un 80% de las respuestas hacen referencia al miedo a fracasar.

¿Cómo lograr lo que te propones si entiendes al fracaso como un enemigo al que le tienes pánico?

¿El fracaso es parte del proceso o es un hecho aislado que nos perpetúa al más mísero de los rincones?

Se puede hablar constantemente del miedo a fracasar ¿Pero es tan malo el fracaso? ¿Se puede extraer aprendizaje de los fracasos cometidos? Sí fracaso ¿Todo es tan malo como parece en mi mente?

Para entender bien estas preguntas te invito a que sigas leyendo estos 5 falsos conceptos sobre el fracaso para que puedas lograr lo que te propones y no tengas miedo de fracasar.

 

5 falsos conceptos sobre el fracaso para que entiendas como lograr lo que  te propones

 

1.      El fracaso  NO es el resultado de algo

 

Es difícil entender lo que intenta decir este título porque estamos afectados de una forma en la que fallar esta visto como algo malo, imposible de cometer. Si lo hacemos, seremos castigados.

¿Cómo lograr lo que te propones cuando piensas que es imposible fracasar?

Lo que quiero decir es que cuando éramos más pequeños nos enseñaron que sacar menos de tal nota era coincidente con hacerlo mal.

Si desaprobabas, simplemente fracasabas.

Te hacían entender que el fracaso es cuestión de un momento particular, el resultado de hacer algo. Pero en realidad el fracaso es un proceso al igual que el éxito.

En el libro “El viaje al éxito” de John C. Maxwell, el autor nos dice que él éxito no es un destino, un lugar al que se va a llegar algún día particular. El éxito es un viaje que usted inicia, se va alcanzando según lo que usted haga día tras día, en otras palabras el éxito es un proceso.

El fracaso actúa de la misma forma. No es un lugar al que se llega (resultado de un examen) como el éxito, no es un resultado ni es un fracaso, es como enfrentas la vida a lo largo del camino. Nadie te podrá decir que eres un fracasado hasta que exhales el último suspiro, hasta ese momento todavía estarás en proceso y aún no se habrá dicho la última palabra.

 

2.      El fracaso siempre va a existir, es inevitable

 

Entonces… ¿Qué pasa si tienes miedo a fracasar?

Nunca avanzarás. Por ejemplo si dices “Quiero dejar mi trabajo pero me da miedo” y no quieres salir del mismo por miedo a fracasar, estarás paralizado y muy cómodo en tu zona de confort donde no se obtienen resultados. Hay que salir y enfrentar al miedo.

Es un proceso imposible de esquivar. Para que lo entiendas responde a esta pregunta ¿Piensas que las personas que hoy son exitosas no fracasaron?

Es una parte del viaje que tienes que realizar para lograr lo que te propones. Seguramente escuchó el dicho que dice “Errar es humano, perdonar es divino”, se considera como importante el hecho de perdonar porque siempre está dentro de las posibilidades hacer las cosas mal.

¿Entonces sí erro como sigo? Simple, ya aprendiste una forma de como no hay que hacer las cosas.

Si no te hubieras equivocado, tal vez no lo aprendías. Esto forma tu carácter.

A Steve Jobs lo echaron de la empresa que él mismo fundo.

Entonces… ¿Se puede considerar a Steve un fracasado?

 

3.      El fracaso no es objetivo

 

Cuando alguien comete un error, olvidarse de una fecha importante, equivocarse al ingresar datos en su trabajo o realizar malos cálculos en su negocio ¿Qué piensas qué determina si esa acción fue un fracaso?

Ahí es cuando viene el verdadero entendimiento sobre el fracaso.

Es decir ¿Determina ese fracaso por la cantidad de dinero que pierde o tiempo consumido? ¿Está determinado por lo que los demás puedan pensar sobre su error o por las consecuencias que traerá para su negocio?

El problema es que el fracaso no se determina de esta forma.

Sólo usted será la persona responsable de decidir si ha fracasado. Dijimos que el fracaso no es un hecho, si no un proceso. Por lo tanto, es algo subjetivo.

Sólo usted lo determina por la percepción sobre la realidad y su entendimiento acerca del concepto de fracaso.

Si en su vida mide todo por el dinero y perdió una buena cantidad, será un fracasado.

Si usted lo determina sobre lo que los demás piensen, será un fracasado.

Su forma de reaccionar ante el hecho es como usted luego considera el concepto de fracaso.

Si  cada error se toma como una enseñanza o lección podrá sentir que cada vez está más cerca de lograr lo que te propones.

 

4.      Centrarse en el error por delante del beneficio

 

Nuestra psicología puede ser muy traicionera, te pueden alagar de mil maneras pero cuando existe una crítica nuestra cabeza pone total énfasis en la parte negativa.

Pasa lo mismo con los errores, se pueden hacer muchas cosas bien pero cuando te equivocas en una particular tu mente suele centrarse en ese error.

El problema es que esa no es la forma de evolucionar.

Cuando se derrama toda la leche por error uno puede desmoralizarse totalmente y quedarse paralizado por el inconveniente, esa nubosidad no te permite identificar que por sobre todo todavía tenemos a la vaca.

Y si tomamos ese error como un peldaño hacia lograr lo que nos proponemos podemos seguir adelante sin juzgarnos por solo habernos equivocados.

Volviendo al punto anterior si tomamos al error de la leche en forma de dinero, se puede entender que hemos fracasado.

Pero como eso es un falso concepto, solo existirá tal fracaso si nos frenamos y no seguimos avanzando. Solo se puede decidir por uno mismo.

Si se piensas con claridad siempre existirá algo positivo de cualquier error, muchas veces los errores están cometidos y nada se puede hacer para remediarlos, simplemente no se puede volver el tiempo atrás.

Sin interesar la importancia del error, ni tampoco la responsabilidad sobre el mismo, cuando el hecho existió y se cometió hay dos opciones: mandas todo al diablo o sigues adelante.

Podrás tener mucho dolor dependiendo la intensidad del error cometido y nadie te lo quitará, el dolor estará presente pero el sufrimiento de ese mismo error es opcional. Solo debes seguir y no quedarte lamentando haciendo especial énfasis al hecho sucedido en el pasado.

Siempre existe el beneficio para quien lo quiere ver, centrarse en él por encima del error para lograr lo que quieres.

 

5.      Sin mentalidad cualquier error será una tragedia

 

Cuando hablamos respecto a cualquier aspecto relacionado al humano, la mentalidad suele aparecer en el 99% de los casos.

Si nuestra mentalidad no es la correcta, cualquier error te desmoralizará e intentar lograr lo que te propones será una tarea de las más difíciles.

El fracaso es subjetivo como dijimos, usted es el único encargado de decidir la respuesta o reacción ante el hecho, si ha fracasado es porque tira la toalla o sí por el contrario sigue en la lucha es porque conoce que es parte del proceso.

Esto dependerá de la mentalidad de cada uno de nosotros.

No se puede estar dudando de lo que uno está haciendo y así recibir críticas y que te resbalen.

Uno tiene que estar seguro, esto ayudará a tu mentalidad y resistencia a lo que piensen los demás.

Si sabes lo que estás haciendo tomarás cada error como una lección entendiendo que a su vez cometerás otros tantos.

En cada confusión o error cometido en un futuro sabrás que estás adquiriendo el conocimiento que te falta para seguir el viaje, que por supuesto no culmina ni con un éxito, ni con un fracaso.

Su viaje termina cuando cada uno de nosotros tomemos la decisión que pensemos más acertada.

 

Un fracasado es…

 

Un fracasado es una persona que hace mal las cosas pero que no es capaz de sacar beneficios de tales experiencias.

Cada sueño realizado ocurrió gracias a la dedicación de un proceso, cuando se suele analizar a las personas que se encuentran en lo más alto de los pedestales sobrestiman en muchas ocasiones el esfuerzo necesario para llegar a donde están.

Se ve a Jugadores de futbol como Messi o a artistas totalmente consagrados como personas con mucha suerte cuando realmente no es así.

Cada uno de ellos pasó por un proceso para ser lo que hoy son en la actualidad.

Puedes ver la historia de Silvestre Stallone, que a los 30 años no tenía dinero y vendió su perro por unos dólares. Cuando él mismo escribió el guion de lo que iba a ser la película”Rocky” se presentó en varias productoras con la condición de ser el actor del papel principal de la película, nadie quería que un don nadie sea el actor.

Hasta que un día después de insistir le dijeron que sí, el resto es historia.

Pero nosotros solo vemos las películas de Hollywood y pensamos que todas las personas logran el éxito en tan solo dos horas. Que todos los que lograron algo fue por un factor azaroso y no por motivo de un esfuerzo constante y dedicado hacia lograr que lo se proponen.

El fracaso es tal cuando lo decidas, si te da miedo, no avanzas. Si te frenas, pierdes.

Entonces o persistes en tu sueño hasta lograr lo que quieres y no considerarte un fracasado, o bien haces todo lo contrario.

Todos fracasamos en algún punto, y no está mal. Es una parte del todo que nos conforma.

Sólo tú determinas que sigue en tu vida.

Una vez le dijeron a un sabio ¿Tomás algo para ser feliz?

Y él respondió: Si, decisiones.

Espero que entiendas lo que quiero decir del fracaso, que no te asuste.

Todos sentimos miedos constantemente, que tampoco te asuste.

La diferencia está en quienes siguen o quienes tiran todo.

¿Eres un fracasado? ¿O estas disfrutando del proceso hasta lograr lo que te propones?

Pin It on Pinterest

Share This