Seleccionar página

Dejar un trabajo por otro no será la salvación

dejar-un-trabajo-por-otro

 

Este último tiempo estuve reflexionando mucho acerca del sistema laboral y el trabajo.

Muchas personas no están contentas en su puesto actual y se encuentran en la búsqueda constante pensando que dejar un trabajo por otro será la salvación a su mal momento actual.

Me paso exactamente lo mismo cuando me encontraba inmerso en el sistema laboral.

Tenía un buen puesto de trabajo, me agradaba, pero pensé que había llegado el momento de hacer un cambio para que ”todo se solucione”.

Como una especie de autoengaño en el cual sabía que sin importar el puesto de trabajo al pasar el tiempo volvería a cambiar.

Por aquellos momentos estaba muy confundido y realmente no entendía la raíz del problema.

No era el trabajo, me costó entenderlo.

Más bien era una cuestión de realización personal.

Pero dejé el trabajo por otro hacia un “mejor puesto”, claro está que no funciono y con el paso del tiempo volví a la búsqueda nuevamente.

Para serte claro el trabajo si era bueno, pero el que tenía el problema era yo, no es lo que quería para el resto de mi vida.

Sólo ver a las personas que estaban en sus puestos por muchos años y entender que parecían una especie de robot que cumplían siempre la misma rutina para que en muchas ocasiones se explayen con comentarios en los cuales no era explicita su felicidad acerca del trabajo que ejercían.

¿Esto es lo que quiero para mi futuro? ¿Esto es lo que quieres para tu futuro?

Si la respuesta es negativa espera un poco, reflexiona.

¿Cambiarás tu trabajo por otro buscando el santo grial o entiendes que es mejor encontrar la raíz del problema que hace que ningún trabajo te agrade?

 

Tomar una decisión para  dejar un trabajo por otro o saber lo que quieres hacer

 

Tomar una decisión es clave para el futuro.

En aquellos momentos donde trabajaba para una empresa multinacional se hablaba mucho de la responsabilidad y que tal empleado no falto nunca, ni paso parte de enfermo en toda su carrera por más de 20 años.

Como si esto fuera algo por lo cuál sentirse orgulloso, no tardabas nada en darte cuenta que esa misma persona en algún punto estaba disconforme con su puesto.

¿Qué es lo que pasa en esta sociedad?

¿Estar descontento haciendo algo que no te gusta siguiendo las normas es bueno?

Es lo más cómodo, la llamada zona de confort.

Para que intentarlo si puedo fracasar, mejor me quedo aquí seguro, alejado de todos los miedos de emprender mi propio camino.

¿Está bien vivir con eso? Hay muchos libros que hablan de cumplir sueños ¿Eso existe?

¿Es en este mundo donde se cumplen los sueños?

Eso está muy claro, también es muy claro que haciendo lo que no te gusta difícilmente puedas entrar en ese mundo tan fabuloso como cuentan los libros, eso es para aquellas personas que exploran fuera de la cómoda zona de confort que mata todos los sueños.

El gran problema es que tenemos unos conceptos inmersos en nuestra mente que son algo errados o incorrectos.

Es simple, tenemos estos conceptos erróneos en nuestra maldita cabeza.

Al crecer estamos influenciados por el colegio, familia, universidad, televisión y por todas las cuestiones que inundan nuestra sociedad que nos bloquean a realmente pensar como funcionan las cosas en su plenitud.

Crecemos pensando que debemos estudiar mucho en el colegio, sacar buenas notas para luego ir a la universad y en muchas ocasiones solo para complacer a nuestros padres.

Tienes 18 años y no tienes ni idea de que hacer con tu vida, te terminas metiendo en una carrera que difícilmente te apasione o por el contrario buscas carreras con excelente salida laboral, que grave error.

Ese chico de 18 años no tiene la culpa, simplemente esta algo desorientado y confundido por las influencias que lo comprenden.

Entonces entiendes que debes sacar buenas notas, cuando mejor sea, mejor puesto de trabajo encontrarás, “las grandes empresas te buscarán”.

Ni siquiera tengo que aclarar la cantidad de universitarios recibidos que no entienden el sistema laboral y todavía con un hermoso título que colgar en la habitación no tienen trabajo, o bien un trabajo mediocre.

No estoy descartando que estudiando se abren un montón de puertas, eso es real pero… ¿Es la única salida? ¿Para ser alguien debes estudiar en una Universidad?

Hay una relación directa por las cuales las personas más influyentes de este mundo no tienen títulos universitarios, es relativo. Nada es seguro, eso está claro.

Me quedaron 6 materias para recibirme de Ingeniero en Informática ¿Por qué no me interesa terminar la carrera?

Simple, no creo principalmente en el sistema educativo y menos en el sistema laboral.

No pienso ejercer mi título, entiendo que hay mejores salidas que chapear para buscar mejores puestos de trabajo que simplemente no me interesan.

Entonces… ¿Para que el título?

¿Para tener un hermoso papel colgado y ser el orgullo de mis padres?

Está claro que esta es mi vida no la de los demás. Lo que lo demás quieran sobre mi vida no es mi problema, cada uno tiene que vivir la misma como quiera sin depender de lo que a cada rato piensen los demás.

Imagina la reacción de las personas cuando les explico que no me interesa terminar la carrera que tanto esfuerzo me llevo.

El problema es que no tienes que pretender que los demás entiendan las cosas.

Pensando un poco más no cambiaría nada en mi vida el hecho de estar recibido o no.

Si las personas me toman más confianza por ser ingeniero prácticamente no me interesaría tratar con esa persona.

Podría hacer una simple analogía con la alopatía quien toma al paciente por su enfermedad, es decir, hay viene el ciego, el quebrado, el sidoso o el tartamudo. Y por el contrario la homeopatía que es verdaderamente la salida, detrás del hombre quebrado hay una persona con nombre y apellido, con una vida.

Si tratas a los pacientes solo por el síntoma y no tienes es cuenta otros aspectos estarías haciendo lo mismo que la persona que confía más en alguien por tener un título y no realmente por lo que sabe hacer y sus capacidades.

Está claro que el título en sí nada hace para que seas mejor. Lo que te dará la salida será la experiencia que acumules en los distintos proyectos que trabajes.

Un título o un enfermo tienen detrás algo más que hay que tener en cuenta para entender realmente a la persona.

Pero volviendo un poco al intento de dejar un trabajo por otro pensando que en el cambio de empleo estará la salvación sólo tienes que saber el plan que la sociedad prepara para los trabajadores de clase media-baja, más que seguro que ya lo conoces.

 

Plan de trabajo de la sociedad

 

Ya lo mencione en otras entradas pero haré un breve repaso.

Plan 40x40x40.

Trabajar 40 horas semanales durante 40 años de tu vida para que en tu jubilación te otorguen el 40% de tu sueldo.

Lo sé, es muy poco seductor pero es a lo que está sometido el trabajador tradicional.

Claro está que tal vez ni llegues a jubilado y que sí lo haces tal vez tampoco te alcance el dinero que cobres, sabemos que los ancianos consumen muchos medicamentos y todas esas cosas.

 

dejar-un-trabajo-por-otro

 

Mi conclusión es que tanto el sistema educativo como el laboral están fallando en varios puntos.

Entonces la solución no está en el cambio de empleo o en dejar un trabajo por otro, el problema está en nosotros mismos.

Cuando yo cambie de empleo y luego de un tiempo volví a la búsqueda de un nuevo trabajo el equivocado era yo.

Estaba teniendo un problema de percepción de la realidad o bien una disonancia cognitiva entre lo que yo quería con mi vida y las opciones que en aquel momento vi disponibles.

Pero más específicamente tenía miedo de lo que mencionaba párrafos atrás, tenía miedo de salir de esa zona de confort porque dentro de mi abanico de posibilidades estaba fracasar y a nadie le gusta.

Quiero dejar mi trabajo pero me da miedo” es una frase típica de las personas que están disconformes con su trabajo actual y buscan constantemente como cambiar un trabajo por otro.

Pero tenía que entender que el fracaso es parte del éxito, sin fracaso no hay éxito.

Y tampoco tenía ganas de cumplir con una rutina toda mi vida en la cual mi sueldo depende de la empresa para la cual trabaje, estaría limitado de por vida y pienso que hay cosas mejores.

Prefiero trabajar para mi propio sueño que para el sueño de mi jefe.

 

Seamos sinceros con nosotros

 

Hay algo mucho peor que mentir a los demás.

Es mentirse a uno mismo. Es el colmo de los colmos.

Irónicamente, nos hacemos creer que las cosas que hacemos están bien cuando sabemos profundamente que debemos hacer un cambio.

Nos engañamos continuamente sin pensar las consecuencias reales del engaño.

Sabés que cuando mientes a otro algo está mal.

¿Qué piensas que pasaría cuando te mientes a ti mismo?

Mucho peor porque el único perjudicado en esta mentira serás tú mismo.

Cuando mientes a los demás puedes joder a otros, fallarle a alguien que no sea tu persona.

Pero como dije, mucho peor es fallarte a ti mismo. Es la raíz de todos los problemas.

Dejar de trabajar por el solo hecho de hacer lo que todos dicen, el trabajo representa gran parte de tu vida y hacerlo solo por un sueldo a fin de mes con el objetivo de disfrutar cuando llegue la tan preciada jubilación suena algo desmotivante.

Es mejor centrarse en hacer algo que te guste y no solo enfocarse en tener algún dinero a fin de mes.

No todos tenemos las mismas necesidades.

De nuevo, irónicamente, cuando le preguntas a las personas de hacer algo, de emprender algo distinto, te dicen que no pueden darse el lujo porque tienen una familia que mantener, o bien tienen muchas cuentas que pagar.

Justamente por eso tienen que hacerlo de forma diferente.

Si tienes una familia que mantener tienes que enfocarte en hacer algo a lo grande para ser el ejemplo de la persona que quieres ver en tus hijos.

Tienes que hacer lo que te apasione por tu familia, lo que te de ganas de levantarte cada mañana para que tu humor cambie radicalmente, para que empieces a ser la persona que siempre quisiste.

De seguro no es un camino fácil, pero… ¿No crees que es mejor que el plan que te propone la sociedad de 40 años?

Tal vez trabajes con todas tus ganas 10 años ¿Con cuál te quedas?

Es muy relativo, claro está.

Pero las opciones están ahí, las decisiones son de uno, no recae tal responsabilidad sobre el gobierno, nuestros padres o lo que sea externo a tu persona.

Las responbilidad son de cada individuo sin importar agentes externos.

 

¿Qué es lo que te gustaría hacer?

 

¿Alguna vez se hizo esta pregunta?

Seguramente le gusta mucho el deporte, viajar por el mundo, tocar algún instrumento… ¿Qué te frena?

Me imagino que usted sabe que hay una herramienta que está al alcance de todo el mundo.

Esta nueva etapa globalizada con acceso a Internet hace que usted tenga el derecho a decir lo que piensa, a expresarse, a contar lo que sabes, en algo eres bueno ¿No lo crees? Te invito a realizar mi curso totalmente gratis para que aprendas a usar Internet para poner en marcha tu idea.

 

Comenzar ahora de forma GRATUITA

 

A medida que me involucro mucho más en este mundo de Internet puedo darme cuenta que esa realidad que parece ficticia en la cuál uno puede vivir de lo que realmente le gusta no es de películas de ciencia ficción, es la pura realidad.

Solo hay que creerlo, y trabajar mucho por supuesto, no creo que sea mucho más que los pésimos 40 años en relación de una triste dependencia.

Vamos ¿Usted piensas que es posible lanzarse a cumplir los sueños que siempre quiso? ¿O soy solo yo que estoy fantaseando?

Estamos en la revolución del conocimiento.

Estamos en la época con mayor acceso a la información, hoy no existe la excusa de decir no sé como hacerlo, tenemos un gran amigo en común llamado Google que nos puede enseñar a hacer muchas cosas, él está disponible para todos.

¿Piensa usarlo o mejor quedarse en la zona de confort que pareciera ser seguro pero muy traicionera para el futuro?

¿Quién más piensa que es posible lograr una vida como la que siempre quiso? ¿Soy el único o hay alguien más por aquí?

Sin más que decir lo escucho en los comentarios.

¿Ahora piensas dejar un trabajo por otro, vas a cambiar de empleo, o de táctica?

Trabajar mientras estudias al mismo tiempo puede ser muy frustrante

trabajar mientras estudias al mismo tiempo

 

Trabajar mientras estudias al mismo tiempo puede llevarte a un lugar donde no quieres estar.

Si te encuentras en esta situación es muy probable que tu excusa para hacer otras cosas importantes que no tengan que ver con tu trabajo o el estudio sea que no tienes tiempo, lo cual seguramente es verdad, a mí mismo me paso esto.

Pero si una cosa es real es que todos tenemos el mismo tiempo, la diferencia es lo que prioriza cada uno en su vida.

Partiendo de esta premisa quiero contarte algunas cosas de trabajar al mismo tiempo que estudias, y demostrarte que puede no ser bueno para tu vida, o bien que necesitas hacer un cambio para no sufrir las consecuencias.

Antes de desarrollar el artículo quiero contarte un poco que pienso yo sobre la Universidad y el sistema tradicional de trabajo.

 

La universidad es buena pero no es el único camino de salida laboral

 

Cuando eres pequeño te enseñan que debes estudiar y sacar buenas notas para luego entrar en la universidad y más adelante encontrar un buen puesto de trabajo.

Así piensan los padres de una familia típica, es universal y funciona de esta manera en gran parte del mundo.

A medida que pasan los años terminas entendiendo por el concepto que creas en tu mente que funciona como la sociedad dice, y que debes entrar en la Universidad encontrar un buen puesto de trabajo y ascender en tu carrera profesional.

Y como no quieres defraudar a nadie hoy te encuentras en ese momento. Estudiando y trabajando a la vez, haciendo que tu tiempo básicamente se reduzca a estas dos actividades más dormir una cantidad reducida de horas al día.

No estoy diciendo que está mal estudiar y trabajar al mismo tiempo, el problema es que seguramente estarás dejando muchas cosas de lado que son importantes.

Te cuento esto con conocimiento de causa.

 

Un poco de mi historia trabajando y estudiando a la vez

 

Me encontraba en tu misma situación, estudiando y trabajando al mismo tiempo.

Estaba en mi quinto año de carrera y trabajando para un banco nacional en la parte de sistemas de préstamos.

Me faltaba poco para terminar la carrera y tenía un buen puesto de trabajo, pero no me sentía realmente feliz.

Por mi cabeza pasaban muchas preguntas y no encontraba la forma de solucionarlas.

A ojos de la sociedad estaba en el camino correcto. Pero a modo personal sentía muchas cosas sin resolver.

Soy una persona que me gusta mucho hacer deporte, y mi rutina estaba tapada de tareas, tal vez a usted le pase algo parecido.

Me levantaba a las 7 de la mañana me cambiaba y salía volando a mi trabajo a 1 hora de distancia.

Debía tomarme un colectivo a la estación más cercana, luego ir al centro en tren, cuando terminaba ese recorrido me quedaba subir al subte y combinar con otro subte para quedar finalmente a solo 3 cuadras de mi “apreciado trabajo”.

Luego de una jornada larga de trabajo tenía mi horario de retirada a las 18 horas.

Como si ese momento de libertad fuera para relajarme debía salir nuevamente volando a la Universidad a otra hora de distancia.

Cursaba todos los días y salía promedio alrededor de las 23 horas.

Trabajar mientras estudias al mismo tiempo encima no es una tarea que solo depende de ese momento. En la universidad tienes muchos trabajos que requieren de tu tiempo de ocio.

No es solo asistir, es estudiar, hacer trabajos con tus compañeros y demás tareas.

 

trabajar mientras estudias a la vez

 

A su vez los días de trabajo pueden ser estresantes y dejarte con la cabeza no tan tranquila.

A lo que tú te preguntas ¿Cómo puede ser?

Seguí lo que decía la sociedad, estoy estudiando y trabajando al mismo tiempo ¿De esto se trataba?

Mi cabeza seguía su curso normal de pensamientos que me intentaban alejar de lo que estaba haciendo.

  • ¿Dónde está el tiempo para dedicar a cosas que me gustan?
  • ¿Cuándo puedo hacer deporte?
  • ¿Qué días voy a poder jugar al futbol que tanto me gusta?

No veía beneficios claros, solo hacer lo que te dicen, y solo pensar que debía hacer esto el resto de mi vida.

Seguir trabajando con muy poco tiempo para dedicar a lo que realmente quiero.

No es todo negativo, está claro que la universidad me abrió las puertas a un buen puesto de trabajo que no todos consiguen, me dio confianza, relaciones con buenos referentes pero…

¿Qué tal si todo esto no termina de agradarte? ¿Qué debes hacer?

Creo que hay que entender los beneficios de hacer esto, y lo que estas poniendo en juego.

Cuando las cosas que puedes perder son mucho más importantes debes frenar.

¿Qué quiero decir con esto?

Ahora voy a mencionarte las desventajas reales de trabajar mientras estudias al mismo tiempo, y porque debes pensar muy bien lo que estás haciendo.

 

3 desventajas de trabajar mientras estudias al mismo tiempo

 

1.     Falta de tiempo por estudiar y trabajar a la vez

 

Como dije al principio el no tener tiempo para hacer lo que realmente quieres no es una excusa valida.

Todos tenemos el mismo tiempo pero no las mismas prioridades.

 

trabajar mientras estudias al mismo tiempo

 

El que hace fisiculturismo tiene el tiempo que usted no tiene para hacer actividad física y cuidarse en las comidas porque estableció su prioridad.

¿Cuáles son sus prioridades? ¿Está conforme con ellas?

Al trabajar mientras estudias el principal problema es la falta de tiempo, es el factor más importante en nuestra vida, podemos tener más dinero, más o menos experiencia pero nunca podemos tener más tiempo del que tenemos.

El gran inconveniente es que la falta de tiempo es la raíz o el causante de las demás desventajas.

 

2.     Mala nutrición y  falta de estado físico que perjudican tu salud

 

Como dije en el punto anterior trabajar mientras estudias produce la falta de tiempo.

Con esto dejamos olvidados los buenos hábitos de nutrición, lo cual no es excusa porque te puedes organizar para no tener grandes inconvenientes, y los malos hábitos de no hacer actividad física.

Está comprobado que la falta de actividad física es perjudicial para la salud, está entre los primeros 10 factores de mortalidad a nivel mundial. Puede leer este informe.

Al trabajar mientras estudias no dispones de tiempo por lo tanto lo primero que haces es reducir o quitar por completo tu actividad física pensando que estás haciendo lo correcto ya que te encuentras trabajando y estudiando.

 

 

trabajar mientras estudias a la vez

 

Cuando hablo de poner prioridades me refiero a esta pregunta ¿Qué es más importante tu carrera profesional o tu salud?

Yo te entiendo, hace algunos años me encontraba en tu situación. A veces puede ser desesperante el saber que tienes que hacer algo y no encontrar el momento.

Solo es cuestión de tomar decisiones poniendo por delante lo que es más importante. No te debe dar miedo pasar una materia para más adelante y dedicar ese tiempo a realizar alguna actividad física.

O si es posible reducir las horas de trabajo para que en lugar de tener más dinero tengas más salud.

Puede que necesites el dinero porque tienes una familia, hay miles de variantes, solo usted es el encargado de decidir.

El cuerpo es el motor hacia la obtención de resultados, si carece de salud tendrá un porvenir más perjudicial.

La mala nutrición funciona igual, estamos tan estresados que ponemos en segundo lugar cosas muy importantes, digo segundo lugar siendo algo buenos.

Pensar las cosas que estás haciendo,  si sientes que algo no está bien no tengas miedo de hacer cambios.

 

3.     Mucho stress

 

El estar todo tu tiempo trabajando y estudiando hace que no puedas realizar muchas actividades que te agradan por priorizar estos dos puntos.

El hecho de tener en la cabeza cosas que quieres hacer y no puedes, más todas las cosas que tienes que hacer para la universidad y nunca tienes  tiempo, más todo el trabajo que tienes porque tu compañero se va de vacaciones, y todos los proyectos que tienes en la cabeza que los pateas más para adelante hace que no haya tranquilidad en tu cabeza.

Estamos de acuerdo que si usted puede llevar este conjunto de actividades sin desesperar no tendrá problemas, pero creo que es muy difícil.

En el momento que me encontraba haciendo esto no lo tenía del todo claro.

 

trabajar-y-estudiar-a-la-vez

 

Es decir, por momentos sentía que estaba en el camino correcto, más bien, el miedo que tenia de salir de mi zona de confort me hacía creer en el camino correcto, pero en el fondo siempre supe que de alguna forma u otra tenía que parar.

Pero el miedo es muy poderoso, hace que hagas cosas que no quieres en muchos momentos aun creyendo que no deberías.

Yo no quería todo este stress nuevamente en épocas de cierre de trabajos para los clientes, o en época de exámenes en la universidad, cada vez que pasaban esos momentos, se notaba un bajón en la energía, terminaba con fuertes dolores de cabeza y malestares.

A lo que decía ¿Vale la pena?

¿Es normal todo esto? ¿Está bien o no?

No sabía que creer.

Pero volvemos a la raíz de este artículo, hay que priorizar.

Hay que buscar la mejor manera de llevar las cosas, y creo que cuando tondo lo que haces toca de alguna manera directa o indirectamente la salud es una clara señal de que hay que frenar, siempre hay varias formas de resolver un problema, cambiar la estrategia.

 

Conclusiones de trabajar mientras estudias a la vez

Con este artículo no quiero que entiendas que está mal trabajar y estudiar, me parece genial, juntas mucha experiencia, que es lo que necesitas para crecer en el mundo profesional.

Es más soy de las personas que dice que es preferible haber trabajado a esperar a recibirte para insertarte en el mundo laboral.

Lo que intento mostrar con este articulo más bien es ¿A cambio de que estas trabajando y estudiando?

¿Estas sacrificando cosas mas importantes como la salud? ¿Te parece que es lo correcto?

Cuando pase por esa etapa, no me encontraba realizado ¿Usted se encuentra bien?

Perfecto, lo puede seguir haciendo.

Lo que me funciona a mi, puede ser distinto para usted, lo importante es que este bien, mientras no tengas inconvenientes mayores y puedas hacer lo que gustes, genial.

Sin extenderme mucho espero que entienda la importancia de no solo hacer lo que todos dicen, mejor aún, hacer lo que tú tengas ganas sin que te importe lo que digan los demás.

Solo tienes que tener la suficiente responsabilidad para hacerte cargo de tus decisiones.

Espero que te haya gustado el artículo, si tienes alguna duda hazme saber en los comentarios.

¿Usted se encuentra trabajando y estudiando al mismo tiempo? ¿Cuál es su experiencia? Trabajar mientras estudias al mismo tiempo es sin dudas algo muy difícil de llevar ¿Qué piensa?

Pin It on Pinterest